Franck Nicaise, jefe de bodega por pasión

Frank Nicaise ha heredado de sus antepasados, viticultores en la Montagne de Reims, un vínculo especial con el champán. De hecho, desde pequeño ya se paseaba en triciclo por la sala de recepción de uvas de la que era responsable su abuelo paterno.
Parece pues natural que ahora él trabaje en la elaboración de este mítico brebaje. Su historia personal no ha sido, sin embargo, tan lineal como estaba previsto.



Después de finalizar unos estudios más que previsibles: una licenciatura en bioquímica seguida de un diploma nacional en enología, ambos en Reims, se alejó repentinamente del camino previsto que le esperaba en Champagne para irse a practicar su arte en Alsacia.

“Sentí la necesidad de enfrentarme a otro universo y Alsacia ofrece una oferta casi inigualable en cuanto a métodos de vinificación de vinos blancos secos, blancos dulces, rosados, tintos suaves o estructurados, sin olvidar el crémant, y todo esto con variedades muy distintas, tanto en términos de vinificación como de degustación.”

Después de su estancia en Alsacia, la región de Champagne le reclama también como enólogo asesor, lo que le permite confrontar todos tipos de situaciones y codearse con numerosos productores como la bodega Henri Abelé, a la que asesora desde 1998 al 2007, año en el que decidirá consagrarse por completo a esta bodega.

“Enloquecí de entusiasmo cuando me propusieron participar en el diseño de la nueva sala de cubas. Ya no podía continuar trabajando en segundo plano, necesitaba implicarme en el proyecto. Desde esta hermosa bodega –una de las últimas bodegas independientes de escala humana–, puedo controlar e intervenir en todos los factores cualitativos, desde la selección de las uvas hasta la expedición de las botellas, incluso más allá, cuando defiendo mis champanes delante de los importadores y consumidores del mundo entero.”

Su llegada coincide con una evolución tecnológica esencial para la bodega, la inversión en un conjunto de pequeñas cubas en acero inoxidable.

“En la bodega Henri Abelé siempre hemos efectuado coupajes tardíos, generalmente en el mes de abril para luego embotellar en junio, cuando otras bodegas con prisa llevan a cabo esta operación ya en diciembre. Para que esta fase de coupaje sea la adecuada es necesario separar las aportaciones y vinificar, cepa por cepa, terroir por terroir y, a continuación, conservarlas en las mejores condiciones para obtener esta nueva herramienta. De esta forma ofrecemos a los vinos base el tiempo necesario para que desarrollen al máximo su potencial, antes de ser catados individualmente de diciembre a marzo para definir nuestros ensamblajes.”

Las primeras cuvées elaboradas por Franck Nicaise se comercializan en el 2010.


Je certifie avoir l'âge légal dans mon pays pour accéder au site Henri Abelé :

I certify that I am of legal drinking age within my country of residence to visit this site :

Soy mayor de edad en mi país para acceder al sitio web Henri Abelé :